En enero del 2014, falleció el director alemán Gordon Hessler a la edad de 89 años, célebre por el filme británico “Scream and Scream Again”, que rápidamente se convirtió en éxito taquillero de la pantalla grande en 1970.

La película, que en español adoptó el nombre de “Los Cuerpos Trasplantados”, hace alusión a la creación de seres por medio de trasplantes mitad humanos y mitad sintéticos, al mejor estilo Frankesteiniano.

Los libretos escritos para estas cintas, tomarían dramáticamente visos reales algunos años después, cuando desde diversos puntos en el planeta, comenzaron a presentarse eventos insólitos, develando la crueldad y el carácter sanguinario latente, en el corazón de muchos seres que distan de ser humanos.

Al igual que el tráfico de personas, la trata de blancas, la venta de niños en adopción y el tráfico de estupefacientes mediante el uso de las denominadas “mulas”, el tráfico de órganos ocupa un alarmante espacio entre los negocios ilegales de mayor crecimiento en las últimas décadas.

El anuncio “Vendo riñón por motivos muy importantes” en una muy frecuentada página de la “web” hace algunas semanas, nos lleva a pensar que la realidad va mucho más allá de lo que cualquier persona podría haber imaginado treinta años atrás.  Es escabroso imaginar que algunos sujetos, persiguen compensaciones económicas para cubrir sus necesidades inmediatas, sin escatimar los altos riesgos a los que se exponen al someterse a estas amputaciones quirúrgicas.

¿Pero qué es lo que hace que este negocio ilegal vaya en franco crecimiento? Varios son los motivos, pero el económico es sin duda el más importante. La alta demanda de órganos por parte de pacientes que requieren trasplantes para salvar sus vidas, así como la muy limitada aceptación de las personas en la mayoría de las culturas para la donación de los mismos, hace que la demanda sea mucho mayor que la oferta generando un negocio redondo para los inescrupulosos, que ven en ello una excelente oportunidad para llenar sus arcas.

La descomposición social en algunos países, ha dejado entrever falencias a nivel gubernamental para detener el tráfico de órganos, incluso hay casos documentados donde personas al interior de los gobiernos hacen parte integral de estas repudiables redes que comercializan con seres humanos.

En Latinoamérica se ha detectado el robo de niños para extraer sus órganos, incluso se habla de fosas encontradas con cadáveres de infantes, sin riñones y sin sus córneas.  También se comenta que muchos de esos niños fueron utilizados como fuentes de células madre.

Otra modalidad muy frecuente es la utilización de los niños que son entregados en adopción y que terminan siendo parte de las estadísticas de esta horrible práctica. Por esta razón, las cifras de los niños que salen de los países que los entregan, nunca es igual a la que llegan a los países de destino. Muchos niños desaparecen durante el trayecto.

De igual manera, se teme que muchas de las mujeres desaparecidas, especialmente las de la fronteriza ciudad de Juárez en México, también hayan sido víctimas de este procedimiento inhumano.

FOTO 2 MRCabe recordar que a finales de los años noventa, era corriente escuchar en varios países de habla hispana, la historia de personas que despertaban en un cuarto de hotel, luego de haber sido víctimas de alguna sedación con el uso generalmente de escopolamina.*  Lo inaudito es que las víctimas, al despertar se encontraban con que se les había practicado algún tipo de esterilización en contra, no sólo de su voluntad, sino en contraposición a todo tipo de raciocinio.

China, uno de los países de avanzada en la actualidad, no escapa a este flagelo.  Se comenta que a las personas que son sentenciadas a muerte, se les extraen deliberadamente sus órganos sin su consentimiento mediante el uso de poderosos anestésicos. Probablemente, los victimarios pensarán que, de seguro aquellos ya no los necesitarán en un futuro próximo.

En la actualidad no existen datos ni cifras exactas del alcance de este problema en el mundo; no obstante, es lógico pensar que la mayoría de estos casos puede presentarse en Latinoamérica, dada la falta de leyes que criminalizan estos delitos, el nivel de pobreza y el alto índice de corrupción en las esferas del gobierno.  Sin embargo, una importante revista de la salud, reseña que en el mercado negro se venden anualmente cerca de veinte mil riñones en todo el mundo.

Como en la mayoría de los negocios, en este también los que se llevan la mayor parte de la ganancia son los intermediarios. Ellos consiguen los clientes en hospitales de países ricos y ofrecen un riñón hasta por ciento veinte mil dólares. Luego, se dan a la tarea de conseguir un donante, generalmente una persona de estrato muy bajo y con muchas necesidades, a quien le ofrecen tan solo tres mil dólares por su órgano.

Desafortunadamente los donantes desconocen el riesgo de estas intervenciones y sus efectos colaterales. Es alto el peligro cardiovascular, los cuidados anestésicos y de terapia intensiva luego de un trasplante. Los procedimientos quirúrgicos deben ser realizados por personal altamente calificado y siguiendo un protocolo de estudio previo.  Por esta razón, cuando no se siguen estos lineamientos, muchos de los donantes mueren luego de las esterilizaciones.

FOTO 3 MRSergio Canavero, un médico neurocientífico italiano, ha desatado una polémica recientemente al anunciar que, en menos de dos años, el hombre podrá finalmente realizar el primer trasplante de cuerpo entero. Así las cosas, según el especialista, muy pronto estaríamos hablando de tener el remedio contra el cáncer, curación para la distrofia muscular y en fin la solución médica a muchos males que en la actualidad no tienen cura, al sustituir un cuerpo enfermo por uno completamente sano.

Según el galeno, el único impedimento que se tenía hasta el momento ya fue superado. Se trataba de la conexión de la médula espinal del donante con la del receptor.  Incluso se habla de que ya fue trasplantada con éxito la cabeza de un mono al cuerpo de otro, sin embargo, la mala conexión de la médula espinal hizo que el animal no pudiera mover su cuerpo.

La pregunta es entonces, ¿Adónde llegaremos? ¿Estaremos interfiriendo acaso con la obra de Dios? ¿Es válido que el hombre busque prolongar la vida a como dé lugar? ¿Estaremos por fin a punto de encontrar el secreto de la eterna juventud? ¿Es este quizá un paso adelante de la ciencia y uno atrás en lo religioso?

* La escopolamina también conocida como “burundanga”, es un alcaloide afín a la atropina que se encuentra en la belladona. Es una droga altamente toxica y una sobredosis con ella puede sobrellevar no solo al delirio, sino a la psicosis, estupor y muerte.

 

Marco T. Robayo.

http://www.marcorobayo.com/  

https://www.facebook.com/pages/Marco-T-Robayo/1599867880262899

https://twitter.com/MarcoTRobayo

Créditos de fotografías:

http://www.radiomundial.com.ve/article/expertos-de-14-pa%C3%ADses-suscriben-convenio-contra-tr%C3%A1fico-de-%C3%B3rganos

http://www.rtve.es/alacarta/videos/documentos-tv/documentos-tv-historias-del-trafico-organos/2846445/

http://debateplural.com/2015/09/02/el-trafico-de-organos-de-ninos-adquiere-auge-en-republica-dominicana-mientras-el-congreso-nacional-deja-pasar-lustros-para-aprobar-convenciones-internacionales/